Stranger Words: Narrativa y ambientación

Uno de los mayores retos con los que nos enfrentamos en Primaria, especialmente en el tercer ciclo, es reducir el número de faltas de ortografía de nuestros alumnos. Sé que no es algo precisamente sencillo, y que todos los maestros trabajan de una manera o de otra, pero cuando estamos en 6º de Ed. Primaria, la presión es mayor. Quieres que tus alumnos suban a Secundaria con la mayor fluidez en el idioma y haciendo el mínimo de faltas de ortografía, ya que sabes que les facilitará mucho su paso por los primeros cursos de la ESO.

No me averguenza decir que, como muchos seguramente, hemos recurrido en clase cursos pasados a los típicos cuadernillos machacones de ortografía para intentar paliar este tema. El problema es que resultan una pesadilla para casi cualquier alumno/a, son aburridos, largos y tediosos. Entonces, ¿cómo resolver este problema? Copiar las palabras mal escritar 20 veces nunca ha sido algo que hayamos hecho. No quiero decir que funcione o que deje de funcionar, pero nosotros nunca lo hemos hecho.

Hace unos meses, hablando en julio sobre este tema, decidimos intentar gamificar toda la parte de ortografía del temario de 6º de Ed. Primaria, para intentar motivar a nuestro alumnado y que, trabajar este tema no fuera tan complicado. Y es así, como llegamos a Stranger Things.

A continuación os detallo cómo he trabajado la ortografía de 6º de Ed. Primaria con la narrativa y la ambientación de Stranger Things.

 

 

Mundo en el que se desarrolla.

Stranger Things es una serie original de Netflix escrita y dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffler estrenada en 2016. Rápidamente, se ha convertido en una serie de culto, seguida por millones de personas y ha cosechado muy buenas críticas por parte de público y crítica.

Es una de las series más seguidas por mis alumnos actualmente, por su temática parecida a Los Gonnies o ET y tiene elementos ochenteros que siempre les causa mucho interés.

El mundo de Stranger Things transporta a los alumnos hasta la década de los 80, en un pueblo llamado Hawkins donde, aparentemente comienzan a suceder fenómenos extraños.

 

 

Protagonistas.

Los protagonistas son un grupo de niños y niñas de entre 10 y 12 años que investigan los sucesos extraños que están sucediendo en Hawkins, su pueblo natal. A lo largo de estas investigaciones conocen a Eleven, una niña con increíbles poderes mentales, a una organización del gobierno encubierta para realizar experimentos ilegales, y al demogorgon, una malvada criatura de otro mundo con muchas ansias de sangre.

En Stranger Words, los alumnos deben ponerse en la piel de los protagonistas de la serie original, y resolver los casos que se les presenten en forma de capítulos. ¡Tal y como si fueran uno de ellos! Cada caso y cada capítulo está hilado con un extraño suceso relacionado con una norma ortográfica concreta. Resolviendo el caso, los alumnos pueden averiguar el final de la historia del capítulo y cerrar el expediente al haber resuelto todas las actividades y pistas necesarias sobre ortografía.

Para la inmersión completa en la aventura, el alumnado debe completar la hoja de personaje, una especie de ficha o carné en el que crea su propio personaje al estilo Stranger Things, con fortalezas, debilidades y otras características. En la Hoja de Personaje es donde registran sus progresos en la aventura:

  • En la parte delantera se detallan los aspectos del personaje inventado por ellos.

  • En la parte trasera se colocan las pegatinas y los sellos correspondientes al progreso en la aventura. Con las pegatinas se representa si el alumno o alumna ha trabajado y ha realizado las actividades necesarias para cerrar el caso. El sello representa si tiene los conocimientos necesarios y ha aprendido durante el desarrollo del capítulo.

 

 

Villanos.

En Stranger Things, los villanos suelen variar según la temporada, aunque el villano principal son todos los enemigos y seres extraños que vengan del mundo del revés, una dimensión paralela a la que se puede acceder desde nuestro mundo y en la que habitan todo tipo de extrañas y peligrosas criaturas.

En Stranger Words, no es diferente. Los enemigos serán el demogorgon y todas las demás criaturas que puedan. En ocasiones secuestrarán algunas letras, en otras ocasiones intentarán conseguir atrapar en el mundo del revés a los protagonistas.

 

 

Aliados.

El alumnado se verá apoyado por los diferentes personajes de la serie Stranger Things. Cada semana, el caso que tienen que resolver está protagonizado por alguno de estos personajes, y si consiguen cerrarlo el personaje les prestará su ayuda en forma de carta.

 

 

Objetivo.

El objetivo del alumnado es claro: superar los diferentes casos y misterios que se planten ante ellos, realizando las actividades necesarias y aprendiendo sobre alguna norma de ortografía concreta.

A lo largo de la aventura deberán ir completando estos objetivos para rellenar su Hoja de personaje. Este carné contendrá toda la información del alumno necesaria: trabajo realizado y progreso en la ortografía.

 

 

Conflictos.

Los principales conflictos vienen de la mano de Laboratorios HBL, la organización secreta que, bajo la apariencia de una empresa de energía de Hawkins, intentan detener los planes del alumnado. En ocasiones les pondrán tiempo a contrarreloj para realizar las actividades, en otras simplemente les complicarán la tarea de ese día imponiendo requisitos complicados.

 

 

Premios.

El mayor premio que tienen los protagonistas de Stranger Things es contar los unos con los otros gracias a los lazos de amistad que los unen.

Los premios a los que el alumnado tiene acceso durante la aventura son, evidentemente, la incorporación a su equipo y a su historia de los personajes originales de Stranger Things en forma de cartas. Sólo podrán acceder a estos premios y recompensas cuando el trabajo haya sido realizado y el expediente haya sido cerrado.

2 Comments Stranger Words: Narrativa y ambientación

  1. Conchi 26 diciembre, 2019 at 10:20

    Me parece espectacular, yo también tengo un curso de sexto. Como me gustaría saber hacer algo así.

    Reply
  2. Rita 29 diciembre, 2019 at 18:28

    Me parece una idea buenísima, pero ¿podrías ponernos un ejemplo de cómo consigues que las actividades encajen en la resolución de alguna regla ortográfica? es lo que me parece más difícil de diseñar.
    Muchas gracias y felicidades por el blog y por el trabajo

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *