Otros 10 juegos de mesa para el aula

Hace poco decidí crear un post sobre 10 juegos de mesa que me gusta utilizar en el aula y que os gustó mucho, llegando a pedir una segunda parte. No os mentiré, me ha costado encontrar otros 10 juegos de mesa muy TOP que me gusten tanto como los anteriores, pero por fin los he encontrado!

Estos juegos no son solo ideales para mejorar el ambiente en el aula y el compañerismo entre todos ellos y ellas, sino que además te permiten ludificar tus clases de la mejor manera: divirtiéndose a la vez que practican y repasan contenidos curriculares.

 

Cómo los introduzco.

Normalmente comienzo el segundo mes del curso, cuando ya hemos asentado las bases de algunos contenidos, nos conocemos todos y todas y las dinámicas en clase son más sencillas.

  • Introduzco un juego cada 2 semanas. Durante esas 2 semanas, sólo se puede jugar a ese juego para conocerlo, perfeccionar la estrategia y aprender nuevos modos.
  • Comienzo por los más sencillos. No me voy a los complicados, a nivel de aprendizaje o de contenidos. Intento empezar con los juegos que serán más fácil de aprender y por tanto, me evito posibles y futuras (a la vez que casi aseguradas) frustraciones.
  • Los juegos rápidos funcionan mejor con alumnado inquieto. Existen muchos tipos de juegos y muchas maneras de clasificarlos. Una de las más efectivas es la distinción entre juegos rápidos o largos. Los rápidos son aquellos que las partidas duran muy poquito, pudiendo realizarse varias en una sesión, y por tanto permitiendo que varios alumnas y alumnos diferentes puedan conseguir la victoria. Los largos son aquellos que las partidas se extienden más tiempo y por tanto el tiempo de una sesión de clase no te da mucho más que para una o dos partidas (en ocasiones inacabadas). Es muy recomendable comenzar por los juegos rápidos.
  • Los juegos con cartas coloridas y llamativas a nivel estético funcionan mucho mejor. Un ejemplo lo tenemos con el juego VIRUS. Es un juego en el que sus cartas están compuestas únicamente por dibujos. No significa que sea más fácil aprender a jugar, pero resulta mucho más accesible para en general todo el alumnado de primeras que alguno en el que se encuentren que deben leer todas y cada una de sus cartas con detenimiento.

 

 

 

Story Cubes.

  • Juego de cualquier número de jugadores.
  • Para desarrollar la creatividad, el desarrollo del lenguaje, expresión escrita y la imaginación.
  • A partir de 3 años.

Story Cubes es, más que un juego, una herramienta. Pero no por ello deja de ser una buena estrategia para el aula, que es para lo que estamos aquí. Básicamente son una serie de dados con imágenes diferentes en cada una de sus caras. Los puedes utilizar para crear historias con tu alumnado, redacciones, expresiones escritas y muchas cosas más. Las posibilidades son infinitas y pueden jugar todos los que quieran, no hay límites.

 

 

 

Tabú.

  • Juego de 4 a 10 jugadores.
  • Para desarrollar la rapidez verbal, expresión oral y practicar algunos términos gramaticales.
  • Partidas de 15 a 30 minutos.
  • A partir de 8 años.

Taboo es un juego conocido por casi todo el mundo. Es un gran juego que sirve perfectamente para practicar vocabulario, expresión escrita y divertirse al mismo tiempo. Hay algunas versiones oficiales, incluso en forma de aplicación, y también muchos otros que han creado compañeros y compañeras profes. En el LINK os dejo la entrada que hice sobre este juego en clase con su enlace para descargar uno de ellos de manera gratuita.

 

 

 

 

 

Cortex.

  • Juego de 2 a 6 jugadores.
  • Para desarrollar la agilidad visual, coordinación, memoria, capacidad de razonamiento e incluso sensibilidad al tacto.
  • Partidas de 15 minutos.
  • A partir de 8 años.

 

Cortex es un juego muy visual, seguramente de los más visuales de esta entrada. El objetivo del juego es ganar la mayor cantidad de cartas reto. Para ello, tendrás que ser el primer jugador en tapar la carta en curso con la mano y dar la respuesta correcta. Se coloca el mazo de cartas, boca abajo, en el centro de la mesa. El dibujo del reverso de la primera carta os indicará el tipo de prueba que se va a jugar: memoria, laberinto, color, coordinación, país, bandera, repetición, todos menos uno, población o desafío tácil… Se cuenta hasta tres y se da la vuelta a la carta. El objetivo es ser el primero en resolver el acertijo.

Cuando un jugador consiga tener dos cartas del mismo tipo de prueba, podrá cambiarlas por una de las 4 piezas del puzzle-cerebro que ha de completar, ¡si quiere ser el ganador de la partida!

 

 

 

 

Point Salad.

  • Juego de 2 a 6 jugadores.
  • Para desarrollar la agilidad y cálculo mental.
  • Partidas de 15 a 30 minutos.
  • A partir de 6 años.

Point Salad es un juego de cartas rápido y divertido. Incluye cartas con 6 tipos de verduras diferentes, y en el reverso de cada carta tiene un método de puntuación diferente.

Por ejemplo, un método de puntuación puede otorgar 2 puntos por cada zanahoria que tengas, pero restar un punto por cada cebolla. Al realizar combinaciones de verduras y cartas de puntos que funcionen y combinen entre sí, acumularas puntos de victoria para luchar por la victoria en la partida. Ideal para practicar operaciones matemáticas sencillas e incluso las operaciones combinadas.

 

 

 

 

 

Ikonikus

  • Juego de 3 a 8 jugadores.
  • Para fomentar y aprender a identificar los sentimientos y las emociones, además de la agilidad mental y creativa.
  • Partidas de 15 minutos.
  • A partir de 8 años.

Es un juego de cartas ideal para jugar en clase o en familia donde importan mucho los sentimientos y las emociones. Es un juego que te obliga a ponerte en el lugar de los demás. La empatía, las emociones, desempeñan un papel fundamental en este increíble juego. Para demostrarlo, los jugadores tienen que describir con los iconos de las cartas lo que sentirían el resto de jugadores ante las diferentes situaciones que se plantean en la partida.

Es un juego muy fácil de entender y de explicar. Fomenta el desarrollo de la creatividad y mantiene la mente abierta a la vez que permite pasar un rato divertido entre los compañeros y compañeras. Pienso que es un juego que ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos y a los demás. Es muy versátil la verdad, y se pueden inventar reglas diferentes muy fácilmente.

 

 

 

 

Palabrea.

  • Juego de 2 a 5 jugadores.
  • Para mejorar el lenguaje, la expresión oral y la rapidez mental.
  • Partidas de 15 minutos.
  • A partir de 8 años.

Es un divertido juego de cartas de doble cara. En una cara se representan las 10 categorías del juego y en la otra 3 letras de distinto color. El objetivo del juego es ser el primero en encontrar una palabra de la categoría que indica la carta y que comience por la letra del mismo color. La rapidez es clave.

Os explico cómo se juega:

1. Se coloca el mazo de cartas en el centro de la mesa con la cara de categoría hacia arriba.

2. Cada jugador, en su turno, gira la carta superior y la coloca junto al mazo de cartas, con la cara de las letras hacia arriba.

3. El primer jugador en decir una palabra, que empiece por la letra del mismo color que la de la categoría, coge la carta que se ha volteado. Gana el que más cartas tenga.

 

 

 

 

Rummikub

  • Juego de 2 a 4 jugadores.
  • Para fomentar el cálculo mental, la estrategia y la asociación de números.
  • Partidas de 30 minutos.
  • A partir de 6 años.

Rummukub es un juego de esos de toda la vida, es un clásico y por eso es importante tenerlo en clase y enseñarle a nuestro alumnado.

Jugar es muy sencillo. Coges un grupo de fichas, según los jugadores que participéis, y se trata de hacer grupos de números. Bien un grupo del mismo número pero con distinto color, o bien números consecutivos pero del mismo color, lo que en las cartas se conoce como tríos o escaleras. Lo primero, cada jugador coge 14 fichas del montón común y las coloca en su soporte. Para empezar a hacer tríos o escaleras sobre la mesa, deberás hacer una primera jugada que sume al menos 30 puntos. Esto es, hasta que en tu soporte no tengas tríos o escaleras que sumen 30, no puedes «bajar». A partir de este momento ya puedes seguir poniendo mas grupos de fichas o bien poner fichas tuyas en grupos que hayan hecho otros. Si no puedes poner ninguna ficha en tu turno, robas una. Y así hasta que consigues quedarte sin fichas en tu soporte. Si lo consigues el primero eres el ganador… ¡enhorabuena!

 

 

 

 

 

Timeline

  • Juego de 2 a 6 jugadores.
  • Para practicar los contenidos teóricos de la asignatura de CCSS e Historia.
  • Partidas de 15 minutos.
  • A partir de 8 años (recomendable 10).

Timeline es un juego con 220 cartas. Cada carta muestra un evento histórico, un invento o un descubrimiento en ambas caras pero con el año solo impreso por una de las dos. Los jugadores juegan su turno ordenando las cartas en una fila frente a ellos. Después de poner la carta debes comprobar la fecha, si la fecha es correcta la carta se queda en la fila pero si no debes descartarla juego y robar otra.

https://www.youtube.com/watch?v=BKwa3NfB2mo
El hombre lobo de Castronegro.
  • Juego de 8 a 25 jugadores.
  • Para practicar la expresión oral, la toma de decisiones, la deducción.
  • Partidas de 30 minutos.
  • A partir de 10 años.

Los Hombres lobo de Castronegro es un juego de suspense que usa un Moderador de juego para supervisar el enfrentamiento entre los hambrientos hombres lobo y los aldeanos que quieren eliminarlos. Al comienzo del juego el Moderador coge el número apropiado de cartas de personaje, las mezcla y le da una a cada jugador. Una vez que recibes tu carta, la miras en secreto y la colocas boca abajo frente a ti.

Si quieres saber más, hace poco hice un post sobre este juego en el aula, para acceder haz clic aquí.

Amor con palabras (versión «Amig@s o familias).
  • Juego a partir de 3 jugadores.
  • Para fomentar la imaginación, la expresión oral y la empatía y relaciones sociables.
  • Partidas de 30 minutos.
  • A partir de 10 años.

El juego amor con palabras: familias está pensado para cualquiera que forme parte de una unidad familiar, da igual el parentesco, podéis ser hijos, padres, abuelos, nietos, tíos… Se aprender a conocernos mejor y quizá habléis de cosas o temas que nunca han salido en reuniones y no os habríais parado a pensar en ellas pero que, una vez que escucháis lo que piensan los demás sobre ello, os parece interesante.

El objetivo de ésta baraja es unir y mejorar el diálogo entre los miembros de una familia para empatizar mejor con los demás y dar la posibilidad de escucharse y tratar temas que quizá no salgan por si solos en las conversaciones diarias.

El mazo de 120 cartas viene dividido en 4 tipos (adultos, jóvenes, familia y acción) para que juguemos con todas ellas mezcladas ya que están diferenciadas por el color del dorso y pensadas para que sean respondidas por cada tipo de miembro de la familia:

  • Cartas rojas – Adultos: Todos los adultos responden.
  • Cartas amarillas – Jóvenes: Responden los jóvenes.
  • Cartas azules – Familia: Todos deben responder.
  • Cartas verdes – Acción: Deberemos seguir las instrucciones para hacerlo de manera individual o en grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *