Dinámicas de grupo: La barca salvavidas

Una de las primeras actividades o dinámicas de grupo que me gusta hacer al comienzo de curso es “La barca salvavidas”. La dinámica es de Matilde Bravo Benítez, y yo he añadido alguna variante y algunos cambios para adaptarla al ciclo en el que me encuentro. Es una dinámica en la que prima la búsqueda de una solución correcta a una situación problemática. Es una actividad que puede enseñarles mucho, sobretodo a la hora de toma de decisiones, pero también a respetar, escuchar y debatir las opiniones de los demás.

En nuestra vida cotidiana nos encontramos a menudo, con situaciones que nos exigen tomar una decisión concreta. La toma de decisiones no es sencilla para nuestro alumnado, y se complica cuando tienen que ponerse de acuerdo con otros compañeros y compañeras. Por eso es importante esta actividad, porque les ayuda a tomar conciencia de algunos aspectos que importa tener en cuenta a la hora de elegir varias alternativas posibles a lo que cada uno piensa.

 

La barca salvavidas

Un avión que realizaba el trayecto Nueva York – París, cayó en el océano Atlántico. Hay 15 supervivientes que en este momento se encuentran en un ala del avión. Tienen una barca salvavidas con capacidad para ocho personas. Deben ponerse de acuerdo sobre las personas que van a salvarse. Disponen de veinte minutos para decidirse antes de que lo que queda del aparato se hunda arrastrándoles a todos.

Cada grupo tiene que discutir y decidir qué pasajeros van a entrar en la barca. Los pasajeros son:

  • Vendedor: 56 años. Cinco hijos de nueve a diecisiete años. Va a Bosnia para cooperar en una misión de paz.
  • Médico: 63 años. Tres hijos mayores de veintiún años. Se dice que ha descubierto la vacuna contra el Coronavirus.
  • Azafata: 22 años. Soltera.
  • Músico: 34 años. Afroamericano. Va a Europa por una gira de conciertos.
  • Estudiante: 22 años. Soltero. Estudia cuarto de medicina. Piensa ejercer su profesión en el tercer mundo.
  • Jugador de baloncesto: Es un excelente jugador. 32 años, casado. Ha fichado por la N.B.A. Tiene síntomas del Coronavirus.
  • Secretaria: 29 años. Está embarazada de 4 meses.
  • Agente secreto: 38 años. Divorciado con dos hijos de 11 y 8 años. Ha memorizado información importantísima con respecto al gobierno.
  • Actor de cine: 28 años, sin familia. Algunos lo consideran uno de los mejores actores de la nueva generación.
  • Sacerdote: 43 años. Destacado representante del movimiento en pro de los derechos humanos. Va a París a recibir el premio Nobel de la Paz.
  • Profesora: 26 años, soltera, con una beca para estudiar en París. Acaba de publicar un libro y se la considera una gran escritora.
  • Ama de casa: Viuda. 73 años. Viaja a Francia para cumplir la promesa que le hizo a su marido antes de morir de que visitaría el hogar de su familia. El viaje le cuesta los ahorros de su vida.
  • Chico de 13 años: De familia rica, viaja hacia un internado en Suiza.
  • Ex presidiario: 37 años, soltero. Acaba de salir de prisión donde cumplía sentencia por posesión y venta de drogas. Busca situarse en un país extranjero para comenzar una nueva vida.
  • Ama de casa: 40 años. Tiene dos hijos de 12 y 10 años. El marido está en paro y viven del subsidio de desempleo.

Descargar Ficha La barca salvavidas

 

Instrucciones.

Para ello, se les entrega a los alumnos la ficha con la información de la historia de “La barca salvavidas”. Cada uno de ellos se la lee en voz baja, o se puede optar por leer la ficha entre todos y todas. Una vez leída, podemos realizar la actividad de varias maneras.

 

Variante 1.

Se divide al alumnado en grupos de 5 o 6 alumnos/as. Se les explica al alumnado que van a tomar una decisión consensuada en grupo. Después de leer la ficha, cada uno y cada una anota los 8 nombres que, a su elección, merecen salvarse más que los otros. Después se discute en grupo. Cada uno aporta sus razones, han de ponerse de acuerdo y sacar una lista de los 8 supervivientes de la grupo, evitando recurrir a votaciones.

Cada grupo presenta después, al resto de la clase, la decisión que han tomado.

 

 

Variante 2.

Se reparte la ficha individualmente a los alumnos/as. Después, cada uno tendrá que anotar a los 8 que, a su criterio, salvaría por encima de los otros. Debatiremos en clase haciendo lo siguiente: cuando ya todos/as hayan tomado una decisión, se comenzarán a leer en voz alta los nombres de los supervivientes, y el alumnado tendrá que moverse a un lado de la clase si lo quieren salvar, y al otro si no lo quieren salvar. A partir de ahí comenzará el debate, donde cada bando deberá intentar convencer a miembros del otro bando para que se pasen al otro con sus argumentos.

 

Preguntas para reflexionar

A través del debate que se genera entre los alumnos y alumnas, me gusta hacerles preguntas para ayudarles a reflexionar sobre algunos aspectos. Algunas de ellas son:

  • ¿Crees que has dado buenos argumentos? ¿Has conseguido convencer a alguno/a de tus compañeros/as?
  • ¿En qué te has basado para dar tus argumentos? ¿En algo que ya sabías o en algo que realmente crees? ¿Intuición?
  • ¿Has mentido o exagerado tus argumentos para intentar convencer a alguno/a de tus compañeros/as? ¿Crees que es lícito? ¿Qué consecuencias puede haber tenido?
  • ¿Consideras que hay argumentos fuertes y argumentos débiles? ¿Puedes poner ejemplos?

 

Algo que observo en este tipo de dinámicas es que algunos alumnos/as dominan el debate mientras que otros quedan a la sombra, de oyentes pero casi siempre sin participar. Suelo tener que forzar a que participen, gestionando y coordinando el debate, ya que considero muy importante que todos/as puedan expresar su opinión al menos una vez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *