10 juegos de mesa para el aula

No es ningún secreto que desde hace tiempo utilizo de manera regular los juegos de mesa en mis clases. La mayoría de veces, como recurso didáctico pero también como recurso lúdico. Los juegos de mesa les introducen a nuestro alumnado una nueva manera de entretenerse, de aprender y de compartir tiempo con sus compañeros y compañeras.

 

Cómo los introduzco.

Normalmente comienzo el segundo mes del curso, cuando ya hemos asentado las bases de algunos contenidos, nos conocemos todos y todas y las dinámicas en clase son más sencillas.

  • Introduzco un juego cada 2 semanas. Durante esas 2 semanas, sólo se puede jugar a ese juego para conocerlo, perfeccionar la estrategia y aprender nuevos modos.
  • Comienzo por los más sencillos. No me voy a los complicados, a nivel de aprendizaje o de contenidos. Intento empezar con los juegos que serán más fácil de aprender y por tanto, me evito posibles y futuras (a la vez que casi aseguradas) frustraciones.
  • Los juegos rápidos funcionan mejor con alumnado inquieto. Existen muchos tipos de juegos y muchas maneras de clasificarlos. Una de las más efectivas es la distinción entre juegos rápidos o largos. Los rápidos son aquellos que las partidas duran muy poquito, pudiendo realizarse varias en una sesión, y por tanto permitiendo que varios alumnas y alumnos diferentes puedan conseguir la victoria. Los largos son aquellos que las partidas se extienden más tiempo y por tanto el tiempo de una sesión de clase no te da mucho más que para una o dos partidas (en ocasiones inacabadas). Es muy recomendable comenzar por los juegos rápidos.
  • Los juegos con cartas coloridas y llamativas a nivel estético funcionan mucho mejor. Un ejemplo lo tenemos con el juego VIRUS. Es un juego en el que sus cartas están compuestas únicamente por dibujos. No significa que sea más fácil aprender a jugar, pero resulta mucho más accesible para en general todo el alumnado de primeras que alguno en el que se encuentren que deben leer todas y cada una de sus cartas con detenimiento.

 

 

 

Dixit.

  • Juego de 2 a 6 jugadores (por tablero), sin tablero solo necesitas cartas y pueden jugar los que quieran.
  • Para desarrollar la creatividad, expresión oral y algunos términos gramaticales.
  • Partidas de 30 a 45 minutos.
  • A partir de 8 años.

Hace unos meses hice una reseña de Dixit en un artículo a parte donde os contaba todas las variantes y algunas más que utilizamos en clase. Es un juego para fomentar la expresión oral  y para hacer trabajar su imaginación. En el post tenéis todas las variantes que añado, las reglas del juego y otras ideas para sacarle el máximo partido.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

Sussed?

  • Juego de 2 a 10 jugadores.
  • Para mejorar la relación entre el alumnado del aula, ayudar a conocerse mejor y a fomentar la amistad en clase.
  • Partidas de 15 a 30 minutos. Aunque puedes acortarlas o alargarlas todo lo que quieras poniendo límite a los puntos necesarios para ganar.
  • A partir de 8 años.

Es un juego de conversación por preguntas, para fomentar la amistad y que los alumnos/as se conozcan entre ellos/as mejor. El juego se compone de cartas de con preguntas personales y 3 opciones de respuesta siempre. Un jugador hace la pregunta y el resto tienen que contestar lo que el jugador principal contestaría. Dependiendo de si han acertado o no, conseguirán puntos.

El juego es muy sencillo de explicar y lo pueden jugar parejas, grupos, etc. Algunas preguntas son sobre estados de ánimo, otras sobre formas de pensar, maneras en las que uno/a actuaría…. Cada acierto sumará unos puntos, al final de las rondas ganará el que más puntos tenga. Se puede variar el objetivo del juego y se pueden eliminar las reglas. Las preguntas dan mucho juego, son 60 cartas con 3 o 4 preguntas cada una.

Este es el mazo de tableros para las puntuaciones. Hay muchísimos. Algunas ideas para utilizar este juego son: 

  • Yo lo he utilizado en alguna clase de tutoría.
  • También me ha servido como actividad para re-conectar entre los alumnos después de algunas fiestas (como Navidades)
  • Esto no lo he probado, pero me gustaría algún día intentar que se inventaran ellos mismos preguntas sobre sí mismos, sería mucho más personal y permitiría a todos y todas en el aula conocerse mejor.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

Virus

  • Juego de 2 a 5 jugadores.
  • Para mejorar la atención, estrategia, la planificación y ayudar a alcanzar una buena capacidad de anticipación del alumnado.
  • Partidas de 20 minutos.
  • A partir de 6 años.

Virus es uno de esos juegos que nunca defraudan. Si bien es quizás, el juego menos didáctico de todos los de esta lista, es probablemente uno de los más divertidos y por los que sin duda, hay que comenzar para introducirlos en el aula. Para mi resulta muy divertido y además es un juego muy sencillo para aprender a jugar. Sus cartas no tienen nada más que dibujos, y pueden resultar mucho más atractivas que otros para comenzar a iniciarse en este mundillo.

El juego consiste en conseguir las 4 cartas distintas de órganos que hay en el juego (cada una con un color) y evitar que tus contrincantes te los infecten con sus virus (del mismo color que los distintos órganos). El órgano rojo solo puede ser infectado por el virus rojo, etc. Podrás usar medicinas siguiendo también el patrón de los colores para curarte los órganos.

Es un juego muy sencillo, incluso para los más pequeños que puede ayudar a fomentar la capacidad de anticipación de los movimientos de los rivales, ya que es algo clave para poder ganar el juego: intentar adivinar qué van a hacer el resto de jugadores.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

Fantasma Blitz

  • Juego de 2 a 5 jugadores.
  • Para mejorar la rapidez visual, la atención y la posición y colores de distintos objetos.
  • Partidas de 20 minutos. (Puede haber variantes).
  • A partir de 6 años.

Fantasma Blitz es un juego muy sencillo y rápido. Es muy fácil aprender a jugar ya que el juego únicamente se compone de 5 objetos tallados en madera (muy chulos por cierto) y un mazo de cartas. En todas ellas únicamente encontrarás dibujos, compuestos por dos de los objetos de las figuras y de diferentes colores. Uno de los jugadores gira la carta superior de la baraja de tal manera que quede visible para todos. Entonces los jugadores deben intentar coger el objeto que coincida, en todo incluso el color, con el mostrado en la carta. Si no hay objeto que cumpla los requisitos, los jugadores deben coger el que ni se muestre en la carta ni comparta color con ninguno de los objetos que aparezcan en ella.

Uno de los pros que tiene este juego es que puedes alargar las partidas todo lo que quieras hasta que se acabe el mazo de cartas. Si quieres que sean más cortas, puedes poner un límite de cartas o rondas ganadas para acortar el tiempo de juego. En ocasiones en beneficioso para introducir algunos juegos, hacer partidas cortas de manera que todos y todas entiendan el funcionamiento y puedan optar a llevarse alguna victoria. No olvides que motivar a seguir jugando es siempre el objetivo de estas dinámicas.

 

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

Sushi GO

  • Juego de 2 a 8 jugadores.
  • Para mejorar la estrategia y el cálculo de probabilidades.
  • Partidas de 30 minutos divididas en 3 rondas.
  • A partir de 8 años.

Sushi GO es un juego diferente al resto. El objetivo es conseguir la mejor combinación de platos de sushi a medida que pasan por las cartas de tu mano, porque ojo, en este juego los jugadores no tienen sus propias cartas, sino que son “prestadas”, ya que en cada turno deberán escoger una de ellas (la que más les convenga para obtener más puntos) y pasar el resto al jugador de su izquierda. Cada uno recibirá la mano de cartas del jugador de su derecha. De esta manera, se otorga un componente de aleatoriedad, pero también de intentar visualizar o anticiparse a las cartas que pueden tocarte para escoger las que más te compensen o las que más perjudiquen al resto de jugadores.

Es muy gratificante utilizar este juego en el aula, ya que con grupos a partir de 3º de Primaria, todos y todas comienzan jugando “al tun tun”, sin pararse a pensar en las cartas de las diferentes manos. Pero conforme van fallando y viendo que la suerte no está de su lado, conviene explicarles que deben fijarse bien en las cartas que pueden tocarles en un futuro, intentar “calcularlas” y quedarse con las más idóneas para conseguir el mayor número de puntos.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

Catan

  • Juego de 3 o 4 jugadores.
  • Para mejorar la probabilidad y la estrategia.
  • Partidas de 45 minutos a 1 hora.
  • A partir de 10 años.

Catán es probablemente, el juego más complicado de esta lista. No por ello lo hace poco viable para las aulas, pero sería un juego altamente recomendado para el tercer ciclo de Ed. Primaria o para Secundaria. En este juego, los jugadores y jugadoras necesitarán conseguir una serie de recursos (madera, roca, etc) para construir poblados, carreteras y ciudades y con ello expandir su territorio. Con todo ello, obtendrán puntos de victoria, necesarios para ganar la partida.

Al comenzar la partida, los jugadores deben colocar su primer poblado y su primera carretera en una intersección que una 3 de los múltiples hexágonos con números que forman el tablero. Cuando se tiren los dados durante la partida, cada vez que salga uno de los números que te pertenecen por haber colocado alguno de tus poblados, ganarás recursos. Por lo que el factor de la probabilidad es muy importante, ya que conviene que los jugadores se hagan rápidamente con los hexágonos de los números que más probabilidades hay de que salgan en los dados. Siendo el 6 o el 8 uno de los más populares, y el 2 y el 12 de los menos afortunados.

También es posible trabajar los contenidos y vocabulario de las figuras planas con el juego, como vértices, lados, paralelos, etc. Ah, y existe una versión más sencilla que se llama Catan Junior, recomendada a partir de 6 años donde las reglas y las partidas se simplifican.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

 

Dobble

  • Juego de 2 o 6 jugadores.
  • Para mejorar la rapidez visual, la atención sobre distintos objetos.
  • Partidas de 30 minutos.
  • A partir de 6 años.

Dobble es un juego de rapidez visual. Está compuesto por cartas redondas con imágenes distintas en distintos tamaños. Se reparte una carta por jugador y el resto se deja en el montón central. Cada ronda, se busca el símbolo idéntico entre las dos tarjetas, la del jugador y la central (misma forma, mismo color, sólo el tamaño puede ser diferente). El primer jugador que encuentra el símbolo correcto lo nombra en voz alta y coge dos cartas nuevas que se colocan boca arriba sobre la mesa.

Conviene repetir este proceso hasta que cada jugador entienda que siempre hay un solo símbolo idéntico entre dos cartas.

Existen para este juego algunas variantes muy divertidas. Todas ellas tienen en común que están compuestas por rondas rápidas que ayudarán a nuestro alumnado a mejorar su rapidez y asociación visual, e incluso su comprensión lectora.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

 

Time’s Up

  • Juego de 3 o 4 jugadores.
  • Para mejorar la probabilidad y la estrategia.
  • Partidas de 45 minutos a 1 hora.
  • A partir de 8 años. Time’s Up Kids -> a partir de 6 años.

Time’s Up es un juego que fomenta la cohesión grupal y que desarrolla diferentes habilidades. Es un juego por equipos, con cartas, se juega en tres rondas diferentes y el objetivo es ser el equipo que más tarjetas ha adivinado en total tras finalizar 3 rondas. Se juega de manera diferente a la versión de más peques, que se llama Time’s Up Kids.

Se divide a los jugadores en dos (o más) equipos de, al menos, 2 personas cada uno. Se reparten entre todos los jugadores 40 cartas y se decide qué color de la carta se va a jugar, si el azul o el amarillo. Si al leerlas hay alguna que el jugador no conoce o le parece muy difícil, puede descartarla y coger otra nueva. Una vez que todos han leído sus tarjetas, se juntan todas y se barajan formando un único montón. Se coloca el cronómetro en el centro de la mesa y se pone en la posición izquierda, que marcará 30 segundos. El juego se divide en tres rondas diferentes:

  • En la primera ronda, el jugador que tiene el mazo en las manos comienza a describir la palabra que hay escrita en la carta. Para ello, puede decir todo lo que necesite, pero con las siguientes excepciones: no pueden utilizar palabras derivadas o con la misma raíz, etc. Al acertar la palabra, la tarjeta se deja encima de la mesa y se sigue describiendo hasta que terminen los 30 segundos.
  • En la segunda ronda, el siguiente jugador cogerá el mazo y empezará a describir lo que le haya tocado, pero esta vez con una sola palabra. Tampoco se pueden decir palabras derivadas ni en otro idioma. En esta ronda sí se puede pasar de tarjeta si no se le ocurre nada para decir en ese momento. Sin embargo, los demás miembros del equipo deberán consensuar una única respuesta, no pudiendo dar varias opciones.
  • En la tercera ronda, se vuelven a barajar las 40 cartas y comienza el jugador que corresponda. Esta vez no se puede hablar, habrá que describir la palabra utilizando la mímica. Se puede tararear y decir onomatopeyas. También se puede pasar de carta si no sabe cómo representarla y el resto del grupo deberá dar una única respuesta.

Es un juego que desarrolla muchísimo el uso del lenguaje, sinónimos, antónimos, familias de palabras, etc. Se pueden limitar las respuestas a alguna de las categorías gramaticales si se quiere profundizar, o incluso trabajarlas poniendo normas como “solo puedes decir palabras agudas”.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

 

¡Mía!

  • Juego de 2 a 6 jugadores.
  • Para mejorar el cálculo mental, la rapidez en operaciones matemáticas y repasar algunos conceptos matemáticos básicos.
  • Partidas de 15 minutos a 20 minutos.
  • A partir de 3 años.

Este no es un juego común, es un juego sobre matemáticas. Consiste en ser el más rápido resolviendo operaciones matemáticas para conseguir el máximo número de cartas y ganar la partida. En este entrada que hice hace tiempo encontrarás todas las variantes y todas las posibilidades que te da este juego para el aula:

¡Mía! en el aula

Básicamente este juego te da la posibilidad de utilizar algunas de tus clases para practicar el cálculo mental y repasar algunas operaciones mientras tus alumnos juegan. Es muy sencillo de aprender, y la velocidad es clave, por lo que es un juego muy ágil y con rondas muy rápidas que no terminan aburriendo.

Aquí os dejo un tutorial para aprender a jugar:

 

 

 

Math Dice

  • Juego de 2 a 5 jugadores.
  • Para mejorar el cálculo mental, la rapidez en operaciones matemáticas y repasar algunos conceptos matemáticos básicos.
  • Partidas de 15 minutos a 20 minutos.
  • A partir de 3 años.

Math Dice es otro juego para repasar conceptos matemáticos. El juego consiste en tirar el dado dodecaédrico una vez. El número que salga será el número objetivo. Después se tirarán los 5 dados de colores normales (con números del 1 al 6). Todos los jugadores al mismo tiempo deberán conseguir llegar a ese número sumando, restando, multiplicando o dividiendo los números obtenidos en los dados de colores, pero utilizando el mayor número de dados posibles. Ya que así se determinará quien de los jugadores se lleva el punto para avanzar en el tablero.

Es bastante sencillo de entender, pero si no lo habéis pillado, os dejo la explicación de Aprendiendo matemáticas con Malena, que lo explica muy bien.

Este juego me gusta particularmente porque es distinto a ¡Mía! y viene bastante bien tener un par de cada uno en el aula, para que no siempre jueguen todos y todas al mismo juego y poder ir rotándolos.

4 Comments 10 juegos de mesa para el aula

  1. carmen ruiz perez 16 agosto, 2020 at 14:22

    Gracias por la entrada, creo que este tipo de juegos son muy importantes para unir a los alumnos y ayudarles en sus relaciones.
    Tengo dudas en si usarlos o no por el covid.
    Qué opinas?

    Reply
    1. Orestes_Allueva 16 agosto, 2020 at 16:22

      yo creo que este curso va a ser mucho más importante el uso de juegos en el aula. si es un aula burbuja, no debería haber miedo a utilizarlos, aunque creo que es esencial el uso de fundas protectoras, para poder limpiarlas después de cada uso. no son caras, y encima pueden servir también para proteger las cartas del desgaste.

      Reply
  2. Marcos 17 agosto, 2020 at 09:56

    Muy buen artículo.
    También están bien el Kaleidos, el típico juego de buscar cosas empezando por la letra… y el básico “Pictionary” creo que es el que hay que usar descripciones, mímica y dibujos.
    Teniendo en cuenta una próxima cancelación de clases presenciales, implicando otra gran falta de sociabilidad, yo pienso hacer alguna clase online con juegos de este tipo, que proporcionan una gran sociabilidad y desarrollo de competencias. Además hay varios juegos de estos en plataformas tipo tts y Steam que voy a investigar en caso de clases online.
    Un saludo!

    Reply
  3. Ana 31 agosto, 2020 at 19:15

    Súper útil! Mil gracias por compartir!

    Reply

Responder a Orestes_Allueva Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *