15 actividades de presentación para el primer día de clase.

Pronto llegará el primer día de clase para muchas comunidades y muchos o conoceremos a nuestros nuevos alumnos, o bien nos reencontraremos con aquellos que ya conocemos. Sea como fuere, es un día importante, donde las primeras impresiones cuentan. De nosotros dependen muchas cosas, entre ellas que nuestros alumnos se sientan cómodos. Si conseguimos eso el primer día, lograremos que el segundo vengan con ganas. Y un alumno con ganas de aprender es oro puro en un aula.

Normalmente para empezar bien el primer día, lo más lógico es hacer algo divertido, algo que enseñe a nuestros alumnos que en nuestra clase no todo va a ser aburrido y motivarles. En este post he incluido 10 ejemplos de actividades que pueden resultar idóneas para la presentación de nuestros alumnos ¡y de nosotros claro! Todo eso, al mismo tiempo que nos divertimos y nos echamos unas risas. ¡Pruébalas!

Las tarjetas (Primaria y Secundaria).

Necesitarás 1 tarjeta de cartulina (tamaño A5 es el ideal), un bolígrafo o lápiz y un imperdible para cada alumno.

Distribuye estos materiales a tus alumnos y pide que coloquen sus nombres en vertical en el margen izquierdo de la cartulina. Se les pide que busquen 1 adjetivo que comience con una de las letras de su nombre y que refleje una cualidad positiva personal.

Ejemplo:

S

Amable

M

U

E

L

Después invita a tus alumnos a que se desplacen por la clase buscando personas que puedan completar su nombre con cualidades positivas que les puedan atribuir. Una vez todos los alumnos tienen todas sus letras terminadas, en círculo se presentan uno a uno leyendo esas cualidades. Cada alumno puede explicar en ese momento por qué se ha escrito a sí mismo o a otros esas cualidades.

La pelota preguntona. (Primaria)

Entrega una pelota de cualquier tipo a uno de tus alumnos y siéntalos en círculo. Mientras la música suena, se pasan la pelota de unos a otros, de mano en mano. Cuando la música para, la persona que haya quedado con ella en la mano se presenta a todos: dice su nombre, lo que le gusta hacer en su tiempo libre, y otros datos que quiera compartir con el resto.

La actividad continúa de la misma manera. Para no repetir a los alumnos tienes varias posibilidades: la primera es que los que ya se han presentado, pongan las manos detrás en su espalda para no pasarse la pelota; otra posibilidad es que si les vuelve a tocar, tengan que decir otro dato que no habían nombrado la primera vez.

 Piñas y naranjas. (Infantil y Primaria)

Dile a todos los alumnos que formen un círculo con sus sillas y se sienten; tú ponte en medio. Si dices “Piña” señalando a un alumno, ese alumno deberá decir el nombre del jugador de su izquierda rápidamente. Si tarda más de 2 o 3 segundos (esto puedes variarlo según la edad), tendrá que ocupar el centro del círculo y tú podrás sentarte. Si dices “Naranja” el jugador al que señales tendrá que decir el nombre del jugador de su derecha tan rápido como pueda. Así, cuando alguien falle otro alumno ocupará el sitio de la persona que se encuentre en el centro.

Si esta persona que se encuentra en el centro dice “Frutero revuelto!”, todos los jugadores tendrán que cambiar de sitio inmediatamente, buscando uno nuevo, quedando el último sin silla el alumno que tendrá que estar en medio del círculo nuevamente formado.

La telaraña. (Infantil, Primaria y Secundaria)

Necesitarás un ovillo de lana con bastantes metros para realizar esta actividad.

Pide a todos tus alumnos que formen un círculo. Luego selecciona a uno de ellos al azar para que forme el principio de la telaraña (puedes ser tú mismo). Esta persona se presentará al resto de sus compañeros y tirará el ovillo (cogiendo del principio del mismo) a otra persona. El resto irá haciendo lo mismo, agarrando un trozo de hilo y lanzando el ovillo a otros compañeros después de presentarse y repetir el nombre de sus anteriores compañeros hasta que no quede nadie por presentarse. Es un proceso acumulativo, y que requiere de mucho memoria. Puedes hacer dos variantes: en una de ellas evita que repitan el nombre de sus compañeros para hacerlo más sencillo; en la otra pide además que repitan otros datos que hayan dicho sus compañeros además del nombre para complicarlo.

Para deshacerla, puedes hacer el mismo proceso pero ahora recogiendo el ovillo y diciendo los nombres a la inversa. Los que más fácil lo han tenido en la primera ronda, ahora lo tendrán más complicado.

Tarjetas parlanchinas.

Esta actividad pertenece a mi queridísima Andrea Piñero, y la he diseñado ella personalmente. Consiste en proyectar o repartir una serie de tarjetas (que podéis descargar aquí en castellano y aquí en inglés) para que los alumnos y alumnas elijan entre dos posibilidades que se les propone.

Tenéis la actividad entera explicada en su blog ENTRE IPADS Y CUADERNOS.

Me gustaría ser… (Infantil y Primaria).

Esta actividad es circular. “Me llamo Orestes Allueva; si fuera un animal sería un león porque sería el rey de la selva”. El profesor da un tiempo para que sus alumnos piensen qué animal les gustaría ser y por qué. Se les anima a ser creativos, diferentes y originales. El primer alumno del círculo empieza y el siguiente tiene que decir su nombre, el animal que le gustaría ser, el por qué y tiene que repetir también lo que ha dicho el compañero de su derecha.

Dependiendo del curso en el que nos encontremos podemos complicarlo un poco más, obligando al alumnado a repetir también el por qué de sus compañeros o no.

Recordar a los compañeros. (Primaria y Secundaria)

Los alumnos se sientan en círculo y se van presentando uno a uno. Por ejemplo, el primero dice: “Soy Miguel Arenas, tengo 10 años y lo que más me gusta es tocar la guitarra”. El compañero siguiente se presenta y además tiene que repetir lo que ha dicho el compañero anterior. Y así sucesivamente. El tercer alumno se presentará y tendrá que repetir lo que dijo el primer y el segundo compañero. Es una forma de desarrollar su memoria y de conocer a sus compañeros.

Las vacaciones. (Infantil y primer ciclo de Primaria).

Se deja correr la imaginación de los niños y que digan el sitio de vacaciones donde han estado este verano. Así, cada día, se representará una excursión al lugar que digan: playa, montaña, piscina, etc. También se puede hacer una exposición con las cosas que los niños hayan traído de su lugar de vacaciones: una concha, arena, una planta, etc.

El primer examen. (Primaria y Secundaria).

Cuando los alumnos estén sentados, el profesor les pide que saquen una hoja de papel y un bolígrafo para hacer el primer examen del año. Deben responder a preguntas del tipo: ¿Cómo te llamas? ¿Cuántos años tienes? ¿Tienes hermanos? ¿Dónde has nacido? El alumno que lo haga correctamente sacará su primer diez del curso.

Entrevista a un compañero. (Primaria y Secundaria).

Se dividen los alumnos en parejas. Cada alumno tiene que entrevistar a su compañero (nombre, familia, hobbies, etc.) y presentarle al resto de la clase. Es una forma de conocer más a los compañeros. También hay que presentar al profesor.

Rompe el hielo con caramelo. (Primaria).

Si el primer día de clase nadie se conoce, una buena forma de romper el hielo es la siguiente: el profesor trae caramelos sin azúcar y se los ofrece a los alumnos diciéndoles que cojan los que quieran. Unos cogerán más y otros menos. El profesor también cogerá. Los alumnos deben decir una característica suya por cada caramelo que han cogido. También se puede asignar un tema a cada color del caramelo y hablar de él. Por ejemplo:

  • Rojo: vacaciones.
  • Verde: familia.
  • Azul: hobbies favoritos.

Dime dónde te duele. (Infantil).

Los niños se sientan en un corro en el suelo y van diciendo su nombre en orden: “Soy Fran y me duele…”. Después cada niño dice el nombre del compañero situado a la izquierda, tocando a éste la zona corporal que haya indicado que le duele.

Los detectives. (Infantil y Primaria).

Cada participante elabora una ficha con algunos datos sobre su persona: hobbies, programa favorito de televisión, libro que más le gusta…

Se introducen todas las fichas en una bolsa. Cada participante extrae una ficha y comprueba que no es la suya (si lo es, la devuelve y coge otra). Después, se deja que cada participante se entreviste con los demás hasta dar con el que corresponde a su ficha. Al final, anota el nombre en el reverso. En grupo, cada uno expone el resultado de la prueba y se comprueba si ha sido un buen detective o no.

Me gustaría ser… (Primaria y Secundaria).

Se sientan todos en círculo. El profesor dice: “Aquí jugamos todos”. Los alumnos tienen que pensar qué persona les gustaría ser. Tal persona puede ser un familiar o un amigo hasta un actor de cine, un cantante o un deportista… Cuando lo han pensado todos, empezando por el profesor, se levantan de uno en uno, dicen el nombre de la persona que les gustaría ser y se dan las razones por las que han elegido a esa persona.

¿Real o inventado? (Primaria y Secundaria).

Cada alumno debe rellenar una ficha con los siguientes datos:

  • Nombre.
  • Número de hermanos/as.
  • Deporte favorito.
  • Color favorito.
  • Aficiones.

Los alumnos pueden cumplimentar la ficha con datos reales o inventados, como ellos deseen. Cada alumno va leyendo su ficha en voz alta. Los demás deberán adivinar si la ficha es real o no.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *